Cuando hablamos de vidrio soplado, nos viene a la cabeza el uso del soplado para llevar a cabo obras artesanales de gran calidad visual, de aspecto fino y delicado. Y es que los maestros vidrieros que llevan a cabo esta técnica milenaria de tratado del vidrio y el cristal son conocidos por su paciencia y su perfecto pulso.

Si sigues leyendo vas a aprender los orígenes del vidrio soplado, que es y cómo se lleva a cabo.

Qué es el vidrio soplado

Cuando hablamos de vidrio soplado, nos referimos a la técnica aplicada sobre el vidrio, utilizada para llevar a cabo obras artesanas, utilizando normalmente un vidrio conocido como pirex. Este último se caracteriza por ser más resistente y seguro que el vidrio convencional, llegando a usarse en laboratorios. Resiste altas temperaturas y permite llevar a cabo obras más gruesas que al utilizar el vidrio convencional.

Esta técnica se utiliza para llevar a cabo esferas con las que hacer verdaderas obras de arte, como lámparas, botellas, vajilla o figuras de vidrio templado entre otras.

Cómo hacer vidrio soplado reciclado

Para llevar a cabo este tipo de obras, los maestros vidrieros utilizan 3 hornos. El primer horno para llevar a cabo la fundición del vidrio. El segundo horno, es utilizado para recalentar el vidrio con el fin de seguir dándole forma. El tercer horno es utilizado para otorgar dureza a la pieza ya creada. Este último se utiliza para atemperar el vidrio de forma lenta y constante, con el fin de que no se se rompa.

Proceso del vidrio soplado

El proceso de creación del vidrio soplado se lleva a cabo de la siguiente manera:

. Se introduce el extremo del “soplete” utilizado para llevar a cabo la obra en el primer horno. Cuando se ha pegado a la superficie del soplete el suficiente vidrio, el maestro vidriero lo atempera hasta la temperatura deseada, haciéndolo rodar en una base de acero o de mármol. Este primer paso es vital para la creación de estas obras. Al hacerlo rodar se consigue crear una capa superficial más dura, que resista el moldeado.

. Se realiza el soplado del vidrio. Se llena la cavidad del vidrio fundido de aire, para facilitar el posterior moldeado.

. Moldeado de la pieza. En este punto, se utilizan una serie de herramientas (fundamentalmente paletas, pinzas y tijeras), para moldear el vidrio fundido y conseguir la forma deseada. A lo largo del moldeado, el vidrio se recalienta en el segundo horno para recuperar algo del calor perdido y seguir con el proceso.

4º. Atemperar la pieza final. Una vez finalizado el proceso de moldeado, la pieza se introduce en el tercer horno, para obtener la dureza necesaria para que no se rompa con un enfriado repentino.

Dónde se inventó el vidrio soplado

La invención del vidrio soplado, se atribuye a Sidón, Siria entre los siglos II y I a.C. En esta época se inventó la caña para soplar el vidrio. Esta caña se utilizaría posteriormente para la técnica llamada “soplado del vidrio”. Al necesitarse una temperatura mayor para su trabajo, la calidad del vidrio mejoró considerablemente. Los grandes avances del vidrio en la historia, se llevaron a cabo en Egipto y Siria, países exportadores y conocidos pos su artesanía vidriera.

Gracias a este avance, fue posible comenzar a trabajar el vidrio de formas variopintas, consiguiendo recipientes de vidrio, como vasijas, vajillas o botellas de forma cilíndrica totalmente cerradas y huecas. La rapidez de esta técnica, permitió a los maestros vidrieros de la época la fabricación a mayor escala.

vidrio soplado

Contacto