Escoge el tipo de vidrio que tu ventana necesita

Estamos en medio de la estación más árida del año y seguro que en alguno de estos fríos días te has planteado cambiar tus cristales para adecuarlos a estas bajas temperaturas. Elegir un cristal que aísle bien es una de las mejores inversiones para tu hogar, ya que te permitirá ahorrar a largo plazo en las facturas de la luz y el gas.

Es por eso, que en este post vamos a explicarte qué beneficios te aportará incorporarlo en tu hogar y cómo elegirlo entre todos los tipos de vidrio existentes en el mercado para que así tu compra sea perfecta.

4 beneficios de elegir bien un vidrio para tus ventanas.

– Aislamiento térmico:

En este punto, nos referimos a la temperatura que debes tener en tu hogar para que éste sea confortable. Si conseguimos una temperatura interior óptima, ni mucho frío, ni mucho calor, conseguiremos que esto se revierta en nuestra factura del gas y por lo tanto lograremos ahorrar en calefacción. Por el contrario, en épocas menos frías elegiremos un vidrio que consiga atrapar todos los rayos del sol convirtiéndolos en calor, práctica que también nos ayudará a ese ansiado ahorro.

– Aislamiento acústico:

Con un vidrio adecuado, lograrás evitar los molestos ruidos exteriores. Si eliges un vidrio adecuado, este te servirá de barrera y te ofrecerá más confort y una mejor calidad de vida en tu rutina diaria.

– Seguridad:

La seguridad que aportan los cristales a nuestro hogar o negocio es mucho más importante de lo que todos pensamos. Ésta puede ser la clave para una importante pérdida de calor o incluso para que un robo sea llevado a cabo. Es por ello que debes asegurarte de que los cristales que eliges son seguros para poder disfrutar de una tranquilidad plena en tu hogar.

Además, algunos de estos vidrios se rompen en forma de microcristales y consiguen evitar posibles daños personales,

– Luminosidad:

Si uno de tus objetivos es aportar más luz a una estancia en concreto, existen diferentes tipos de vidrios que lo harán posible dejando pasar muchos más rayos de luz a tu hogar, y si tu vivienda tiene otras necesidades podrás encontrar también cristales ahumados, translúcidos o incluso opacos.